Lo mejor de 2021 en 10 series y 11 películas

Seleccionamos 21 títulos de la pequeña y gran pantalla que han cautivado a crítica y público este 2021, año en el que la producción audiovisual ha sabido sobreponerse a un aciago 2020 tocado por la pandemia.

Escrito por
Lectura: 12 min

Biopics musicales, la crisis de los 30, mujeres en busca de una verdad y retratos geopolíticos de las grandes y pequeñas urbes. 2021 no solo ha sido el año de una cierta recuperación de la cartelera después de aquel incierto 2020. También ha sido un gran año para la reivindicación de jóvenes miradas que han llegado por parte de autoras premiadas con algunos de los galardones más importantes en la cinematografía: el Oscar para Chloé Zhao por ‘Nomadland, la Palma de Oro para Julia Ducornau por ‘Titane’ y el León de Oro para Audrey Diwan por ‘El acontecimiento’.

Este año, además, las plataformas de visionado no solo se han instaurado como parte de las favoritas para el público a la hora de consumir contenidos, sino también como una de la grandes propulsoras de las nuevas generaciones en formato serializado. Mientras hacemos este repaso con lo mejor del año en cine y series, no dejamos de preguntarnos si el nivel cualitativo de estos aires de cambio en la industria audiovisual continuará su ritmo a partir de 2022.

MEJORES PELÍCULAS DE 2021

11. ‘tick tick… Boom!’ (Lin-Manuel Miranda)

Jonathan Larson murió con 35 años justo antes del estreno de su gran obra musical, la famosa ‘Rent’. Las casualidades hicieron que este joven compositor crease otra obra menos conocida en teatros, sobre la ansiedad que sentía cuando su tiempo vital (la angustiosa llegada a los 30) corriese más rápido que su éxito en tablas. ‘tick tick… Boom!’ es la adaptación cinematográfica homónima, por parte de Lin-Manuel Miranda (‘Hamilton’, 2020), de ese relato autobiográfico que Larson escribió. El film es todo un homenaje a su figura y al género musical, y una de las mejores actuaciones en la carrera de Andrew Garfield, que sorprende con sus dotes de canto.

10. ‘Spencer’ (Pablo Larraín)
Hay personalidades que marcaron una época y cada cierto tiempo regresan al imaginario colectivo para recordar partes de sus vidas que en el presente podrían conectar con las nuestras. El mismo año han coincidido dos Princesas Diana, en televisión y cine. La primera, Elizabeth Debicki en la serie ‘The Crown’ (P. Morgan, 2016). La segunda, una taciturna Kristen Stewart en el que podría ser uno de los mejores papeles de su carrera hasta el momento. Larraín narra un episodio de aprisionamiento de la figura de Lady Di en una jaula de oro de la que desea escapar. La impotencia, la ansiedad y los dictámenes protocolarios martirizan a esta Diana con ansias de volar, resucitada en la piel de Stewart.

9. Dune (Denis Villeneuve)

La adaptación de la obra de Frank Herbert ha sido sin duda uno de los grandes estrenos del año. Además de por la grandiosa dirección de Denis Villeneuve (‘Blade Runner 2024’, ‘La Llegada’), las destellantes alfombras rojas, sobre todo por la combinación Timothée Chalamet y Zendaya, han catapultado a ‘Dune’ como una de las favoritas de la cartelera. En 1965, Frank Herbert revolucionó la literatura con ‘Dune’, convirtiéndose en el libro de ciencia ficción más exitoso hasta la fecha, con 12 millones de ejemplares vendidos. El autor norteamericano consiguió una historia adelantada a su tiempo, llena de temas como la filosofía, la religión o la ecología. Tras los intentos de Jodorowsky y David Lynch, Villeneuve realiza una obra catalogada como “muy fiel” por los amantes de la novela, algo que para aquellos que no la hayan leído puede llegar a distrarles. Impersonal o no, sin duda es una de las obras de ciencia ficción de este año.

8. ‘Memoria’ (Apichatpong Weerasethakul)

Tilda Swinton protagoniza esta película ganadora del Premio del Jurado del Festival de Cannes. A través del cuerpo divagante de la actriz, su director, el tailandés Apichatpong Weerasethakul, nos conduce por el paisaje físico e intimista de una Colombia espiritual, escondite de un misterio que solo el personaje de Jessica es capaz de intuir e investigar. Pese a su propuesta compleja, la película es toda una experiencia sensorial por sus diversos temas abstractos sobre la naturaleza, sus extensos planos secuencia observacionales cargados de intriga y su concepción alterada del tiempo pasado, presente y futuro.

7. ‘Tres’ (Juanjo Giménez)

Si en ‘Memoria’ el personaje de Tilda Swinton trataba de encontrar respuesta a un misterioso ruido que escucha en su cabeza, en la imaginativa película de Juanjo Giménez la actriz Marta Nieto encarna a una técnica de sonido de cine que, de manera inexplicable, comienza a escuchar con delay los sonidos en su entorno. Lo que comienza como un defecto profesional termina convirtiéndose en una especie de historia de orígenes de una superheroína. Eso sí, sin abandonar el toque intimista y romantizado que ya definía el cortometraje ‘Timecode’ con el que Giménez fue nominado al Oscar en 2016.

6. ‘Annette’ (Leos Carax)

“So, may we start?”. Esta frase, en referencia a la canción de la banda Sparks que suena al comienzo de la última película de Leos Carax, queda marcada en la cabeza del espectador hasta mucho después de haber abandonado la sala. Al frente de esta opereta endiablada se encuentran Henry y Anne (Adam Driver y Marion Cotillard), una pareja imposible de artistas que conciben a una niña con un don muy especial. Las composiciones de este musical siniestro, e incluso maquiavélico, convencen en su afán por atestiguar la parte más insegura y egocéntrica de las relaciones y la masculinidad tóxica.

5. ‘El caballero verde’ (The Green Knight) (David Lowery)

Las últimas películas de Lowery han trabajado la idea de permanencia en el mundo, ya sea física o espiritual, más allá del tiempo. Esta vez regresa de la mano de la productora A24 replanteando las leyendas artúricas acerca del valor y la moral de un caballero (Dev Patel) que intentará por todos los medios romper la profecía que le augura un mísero futuro. La fotografía de colores saturados, la música de Daniel Hart y el fantástico universo como recién salido de las páginas de un libro de aventuras, hacen de este cuento una delicia épica para los amantes del género.

4. ‘The Sparks Brothers’ (Edgar Wright)

Aunque este año el cineasta Edgar Wright también ha estrenado la nada desdeñable ‘Última noche en el Soho’, su mejor obra de 2021 resulta ser un documental: el que le dedica de manera pasional a la banda Sparks, formada por los hermanos Ron y Russell Mael que también colaboraron en la producción musical de la anteriormente citada ‘Annette’. Alejándose de todos los parámetros vistos en otros documentales musicales, Wright invita a los propios hermanos y a unos cuantos colegas conocidos a charlar sobre la prolífica carrera del grupo (¡25 álbumes de estudio!), su particular humor, su amor por las rutinas y su concepción casi cinematográfica de contar historias.

3. ‘Drive my car’ (Ryûsuke Hamaguchi)

Hamaguchi tampoco ha estrenado una película en 2021, sino dos. Una de ellas, ‘La ruleta de la fortuna y la fantasía’, se llevó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín. Por su parte, ‘Drive my car’, basado en un relato de Haruki Murakami, se llevó el Premio al Mejor Guion en Cannes y todo apunta a ser considerada como Mejor Película Extranjera en la próxima noche de los Oscar. Sea como sea, el director japonés sabe transmitir grandes afectos cuando sitúa dentro de un coche a su pareja protagonista en un nostálgico diálogo con el arte (en este caso, el teatro) y las voces ausentes que les persiguen en sus viajes por carretera.

2. ‘Petite Maman’ (Céline Sciamma)

Que la directora de ‘Tomboy’ (2011), ‘Girlhood’ (2014) o ‘Retrato de una mujer en llamas’ (2019) regresaría al cine con una historia emotiva no era ninguna sorpresa. Que lo hiciese, sin embargo, incorporando ciertos tintes de realismo mágico a un drama sobre el duelo y la dificultad de decir adiós, ha dejado sin más adjetivos a la crítica cinematográfica. ¿Qué pasaría si te encontrases en el bosque con tu madre siendo una niña? La naturalidad con la que Sciamma imagina los lazos inmensurables del amor entre madre e hija a lo largo de un idílico verano amplía su breve metraje a una dimensión infinita entre el pasado y el presente.

1. ‘Una joven prometedora’ (Emerald Fennell)

Pocas películas del 2021 han tenido la capacidad de hablar directamente y sin tapujos sobre el mundo en el que vivimos en este preciso instante. Con su ojo catalizador sobre los síntomas globales, Fennell construye una historia que no contesta exactamente a los parámetros del subgénero de “violación y venganza”, sino a la agotadora vergüenza de pertenecer a una sociedad rematadamente machista. Protagonizada y co-producida por una entregada Carey Mulligan, se siente la rabia rebosante, la impotencia y la agresividad a la hora de señalar los problemáticos principios de la cultura de la violación en la que podría ser una de las obras más urgentes de nuestra época.

MEJORES SERIES DE 2021

10. ‘Arcane: League of Legends’ (Christian Linke, Alex Yee)

La franquicia de ‘League of Legends’ continúa imparable. Este año ha estrenado su serie animada de la mano de Netflix: una inmersión al universo fantástico del aclamado videojuego online que ahora expande las líneas argumentativas de algunos de sus personajes principales. Su ambiente más steampunk y un cuidado detallismo, tanto de los personajes como de sus escenarios, la señala como una de las proezas animadas más destacables del año.

9. ‘Midnight mass’ (Mike Flanagan)

El director de ‘La maldición de Hill House’ (2018) vuelve a la carga con un relato de sombras sobre una afianzada comunidad católica en una isla estadounidense apartada del resto del mundo. La llegada de un nuevo sacerdote que oficie las misas causará el revuelo entre el vecindario e incluso permitirá que se obren ciertos milagros. Pero como en todo cuento de terror, no todo es lo que parece, y los devotos podrían estar rezando al Dios equivocado. La fe y la ética sobre el bien y el mal esparcen sus fronteras en extensos diálogos y secuencias que se van tornando cada vez más oscuras con el paso del tiempo.

8. El juego del calamar

Si no has escuchado hablar de esta serie en 2021 es que has tenido que estar recluido en una isla desierta sin conexión a Internet, porque, sin duda, ha sido una de la series más comentadas del año, no solo en la red de redes sino también en cualquier grupo de Whatsapp o tertulia que se precie. La serie se centra en un concurso en el que 456 jugadores, todos de diferentes ámbitos de la vida, pero todos profundamente endeudados, juegan a una serie de juegos infantiles con consecuencias fatales si pierden, para tener la oportunidad de ganar 45.600 millones de wones (casi 33 millones de euros). Si aún no la has visto, te quedan pocos días para pasarte el juego. 

7. ‘Supongamos que Nueva York es una ciudad’ (Martin Scorsese)

Si el año pasado ‘How to with John Wilson’ (John Wilson, 2020) nos sorprendía con su capacidad natural de plasmar el Nueva York más caótico, absurdo e irrisorio, el gran cineasta Scorsese decide realizar otro retrato documental de la Gran Manzana, vista desde los ojos de una “rata de ciudad” como lo es la escritora y humorista Franz Lebowitz. Mediante su irreverente discurso, el director capitula los episodios según las temáticas a tocar: desde la cultura hasta la arquitectura, Lebowitz se lleva cada tópico a su terreno para ofrecer su peculiar visión del mundo. Y el bueno de Scorsese, presente en cada entrevista, no puede reaccionar de otra forma que rompiendo a carcajadas.

6. ‘Bruja Escarlata y Visión’ (Jac Schaeffer)

Seguidores o no del fenómeno Marvel, la serie protagonizada por Elizabeth Olsen y Paul Bettany como matrimonio ejemplar con algún que otro secretillo, fue gratamente recibida por el público a principios del 2021 dada su desconcertante propuesta que la alejaba de los códigos de superhéroes y que parecía firmar una carta de amor sobre las grandes sitcoms familiares de la historia de la televisión. Además, el personaje de Agnes, interpretado por la maravillosa Kathryn Hahn, nos ha dejado alguno de los momentos más memorables de la ficción contemporánea, razón más que suficiente para darle una oportunidad.

5. ‘The White Lotus’ (Mike White)

La sintonía de comienzo de esta comedia social ya puede pasar a la historia como una de las más magnéticas de la última década. Compuesta por Cristobal Tapia de Veer, sus ritmos tropicales se van repitiendo a lo largo de los seis episodios sobre la llegada de varios huéspedes de clase alta a un resort de playa de lo más estirado. Las decepciones se van fraguando poco a poco en esta olla hirviendo en la que los empleados del complejo tratan de sobrevivir a las exigencias de sus invitados. Los momentos más hilarantes y bochornosos—algunos de ellos protagonizados por Jennifer Coolidge y Murray Bartlett— forman parte del “Todo incluido”.

4. ‘It’s a sin’ (Russell T. Davies)

“¡La!2. El cantante de Years & Years, Olly Alexander, vuelve a la interpretación como parte de este grupo de “desviados”, tal y como se le consideraba desde finales de los 80 a toda persona expulsada de la heteronormatividad. En un momento en el que el SIDA azotaba con toda su fuerza, esta casa de acogida en el Londres de los 90 entreteje sus vínculos solidarios con toda persona repudiada por su comunidad o familia. Pese a la brevedad de esta miniserie, el espectador irá cogiendo cariño a cada personaje por su afán de libertad y su potencia reivindicadora, que constatan algunas de las mejores secuencias de la obra de Davies.

3. ‘Mare of Easttown’ (Brad Ingelsby)

Kate Winslet se llevó el Emmy a la Mejor Actriz por su rol de Mare Sheehan, una detective que trata de encontrar a una joven desaparecida en un pequeño pueblo de Pennsylvania, al mismo tiempo que intenta rehacer su vida en el ámbito sentimental y familiar. Quizás las formas de Mare no sean las mejores. Dispone de poco tiempo para ser la vecina agradable y la cuidadora que todo el mundo espera. Ella ocupa otro lugar: el de una autoridad que es menospreciada por su propia comunidad ante los fallos del sistema. Unos márgenes en los que Winslet, también como productora ejecutiva, y su compañera de reparto Julianne Nicholson, saben moverse para ilustrar a aquellas mujeres que tratan de cargar con todo a solas.

2. ‘Cortar por la línea de puntos’ (Zerocalcare)

Zerocalcare es un dibujante italiano que en sus novelas gráficas combina el humor sobre la cotidianidad de la cultura romana actual con cierto compromiso sobre temas sociales, como realizó con el conflicto sirio en su libro ‘Kobane Calling’ (Reservoir Books). En su primera serie animada, construye todo un relato de episodios aparentemente inconexos sobre las pequeñas crisis que conlleva vivir la treintena. Cada capítulo es un regalo graciosísimo con una animación cómic irrefrenable, pero el dibujante – y guionista – se las apaña para hacer hueco al sentimentalismo y sorprender con un giro narrativo en su tramo final.

1. ‘Secretos de un matrimonio’ (Hagai Levi)

La miniserie que Ingmar Bergman realizó en 1973 sirve como pretexto para traer a la actualidad la crisis marital de una pareja, Jonathan y Mira (el talento inabarcable de Oscar Isaac y Jessica Chastain, así como la belleza de ambos exhibida desde la presentación de la serie en el festival de Venecia), que ven sus vidas abocadas a la separación ante el desacuerdo mutuo. La planificación de Levi, el tono cada vez más acalorado de sus diálogos y una delicada fotografía de interiores incomodan a los espectadores de este doloroso tour de force, al mismo tiempo que los mantiene sin parpadear delante de la pantalla.