Así es como el Año Nuevo Chino cada vez tiene más peso en las marcas de moda

Firmas como Loewe, Moschino o Dior caen rendidos ante la cultura china y se suman a las celebraciones con infinidad de colecciones protagonizadas por el conejo, signo zodiacal de este 2023. Y nos preguntamos: ¿Por qué China tiene tanto tirón en la moda?

Escrito por
Lectura: 5 min

China es ya un influencer mundial. No es nada nuevo que el gigante asiático es el país con mayor crecimiento exponencial y que, aunque Estados Unidos sigue teniendo el sistema productivo que más riqueza genera del planeta, el país asiático se alza como la otra gran potencia mundial de la moda.

El país asiático ya nos marca en gastronomía, cine y, por supuesto, también en moda. Marcas occidentales como Moschino, Loewe o Dior sienten furor por la cultura china y aprovechan cualquier ocasión para rendirle homenaje y acercarse así a un público consumidor muy rico. Y el Año Nuevo Chino es la efeméride perfecta para ello. “Es el momento mas importante del calendario anual en China. Es cuando se entregan regalos entre los miembros de la familia y hay un elevado consumo”, asegura Domingos Esteves, experto en retail y miembro de la Asociación Española de Retail.

Este 2023 es el Año del Conejo de Agua, el cuarto de los 12 signos zodiacales chinos. Desde el próximo 22 de enero hasta el 9 de febrero, China lo va a celebrar por todo lo alto, pero no solo ellos. Se trata de la festividad más importante de la nación, ya que los siete días de vacaciones suponen un respiro inusual en la cultura china, con un ambiente de celebración familiar e intercambio de regalos similar al de la Navidad occidental. Pero, más allá de sus fronteras, ¿qué interés genera una fiesta así para las firmas europeas y americanas? “El mercado chino es el principal objetivo comercial de las empresas con implementación global, por el tamaño del mercado, el potencial de crecimiento y la fuerza de su comercio electrónico. Cada vez más empresas occidentales se juntan a esta celebración”, apunta Esteves que vivió cuatro años en el país asiático cuando trabajó para C&A.

Hay que tener en cuenta que el país alberga a 539 multimillonarios, siendo así el segundo país del mundo con más ricos, por lo que no es de extrañar que las compañías de moda vean un filón en él. Por ende, este privilegiado público chino es muy marquista y ven todo lo importado como sinónimo de glamour. “Es una gran oportunidad para marcas internacionales ya que el chino le da mucha importancia al consumo de productos extranjeros de gama alta. Es un mercado con mucha apetencia aspiracional y para lo cual, consumir marcas de lujo es casi una prioridad y necesidad de estatus”, indica el profesional. Según el informe anual China Luxury Report de la consultora Bain & Company, la demanda de artículos de lujo en China creció un 48% en 2020 y un 36% en 2021. Unos ingredientes que convierten a China en el país que toda firma quiere mimar.

Asimismo, el cliente chino está distribuido por muchos países y, además, le gusta viajar y, sobre todo, comprar durante sus viajes. Por eso, todas estas campañas van más allá de las fronteras chinas y se convierten en un fenómeno mundial. “Las marcas de lujo tienen una alta cuota de mercado en China tanto a nivel canal online, pero también con una gran red de tiendas físicas en las principales ciudades chinas. Sin embargo, este consumidor, no solo importa por efectos del consumo local en China, sino, también, por lo que adquieren en los diferentes mercados internacionales cuando residen o viajan, con lo cual la inversión en campañas centradas en elementos culturales chinos mira, sobre todo, al mercado global y no solo al local en China”, explica Esteves.

Ahora bien, ¿existe interés por parte del consumidor occidental de llevar prendas con influencia cultural asiática? “Creo que a los consumidores europeos les resulta muy curioso la cultura asiática y la simbología que representa este momento. Con lo cual no molesta para nada las campañas centradas en esta temática y dependiendo de los productos puede hasta ser un factor de moda y de coleccionismo“, asegura el experto.

El conejo como amuleto de la suerte

Y, precisamente, con motivo del Año Nuevo Chino han surgido varias ediciones limitadas y colecciones cápsula. Las grandes casas de moda no querían quedarse atrás en la celebración del comienzo de un nuevo calendario lunar y han preparado colecciones muy especiales en las que el conejo es el gran protagonista.

DIOR

La casa francesa apuesta todo al rojo en una colaboración exclusiva de Dior by ERL con la que nos traen una línea de complementos como bolsos y carteras así como shorts, jerséis y conjuntos de camisa y pantalón en el que la silueta mullida de un conejo es la gran protagonista.

Bermudas Dior by ERL, 1.100€

Camiseta de manga larga de Dior by ERL, 1.200€

Bolso lingot de Dior by ERL, 2.000€

Sobrecamisa de Dior by ERL, 1.600€

LOEWE

La firma española ha querido tirar la casa por la ventana con todo lujo de productos ligados al conejo de agua. Desde sudaderas y camisetas hasta bolsos con cierres que simulan las grandes orejas de estos roedores y adorables velas con dulces fragancias en amarillo, gris y melocotón. Sin duda, una iluminación que prenderá la llama de tu buena suerte este 2023.

Vela conejito de Loewe, 180€

Bolso en piel de ternera de Loewe, 650€

MOSCHINO

El conejo animado más famoso de todos es el gran protagonista del homenaje de Moschino al Año Nuevo Chino. Así, Bugs Bunny aparece en más de 20 artículos para hombres y mujeres entre los que encontramos bandoleras, bolsos, sudaderas y chaquetas. La gran mayoría, además, con motivos orientales y el negro y rojo como colores principales. Unos accesorios perfectos para celebrar los 100 años que este 2023 cumple la Warner Bros.

Pantalones cortos de sarga de Moschino, 495€

Bolso Bugs Bunny de Moschino, 695€

Camiseta de manga corta de Moschino, 255€

Vestido de lana de Moschino, 495€

GIVENCHY

Si Moschino se decantó por la Warner Bros., Givenchy ha hecho lo propio con Disney. En una colaboración exclusiva con la multinacional de animación, la firma ha sacado una serie de prendas y complementos con Oswald, el conejo afortunado de Disney. Una línea urbana inspirada en ciudades como Nueva York, Shanghái o Tokio con sudaderas, chaquetas bomber, pantalones, llaveros, gorras y bolsos. Una colección con la que, además, Disney quiere conmemorar su primer centenario.

Camiseta Oswald de Givenchy, 520€

Chaqueta estilo bomber en lana y cuero, 3.850€

Chaqueta vaquera de Givenchy, 2.490€

Suéter Oswald de Givenchy, 1.190€

BURBERRY

Inspirándose en el espíritu aventurero del signo del conejo, la firma británica reinventa su característico monograma de Thomas Burberry en una divertida versión con orejas de conejo. Sudaderas, bolsos, camisetas, bufandas y mochilas con orejas presentadas en una campaña protagonizada, además, por los actores chinos Qi Xi Shi Pengyuan y la deportista Zhao Lina.

Camiseta con estampado de Burberry, 450€

Bufanda en cachemire de Burberry, 520€

Chaqueta Bomber de Burberry, 2.590€

Bolso acolchado de Burberry, 1.790€

Pantalones cortos de Burberry, 570€

Bodegones: Carlos Toral