¿Qué es el metaverso y cómo está transformando la realidad que conocemos?

Si todavía no entiendes de qué va ese universo llamado metaverso que nos propone una vida virtual como alternativa a la de carne y hueso, te ayudamos a entenderlo con unos ejemplos muy reales.

Escrito por
Lectura: 8 min

Parece un argumento propio de una cinta de ciencia ficción, pero lo cierto es que el metaverso va siendo una realidad. Grandes gigantes tecnológicos como Facebook, Nvidia o Microsoft ya están apostando por este concepto de mundo virtual, hasta el punto de que la empresa de Mark Zuckerberg ha cambiado su nombre por Meta.

Aunque, según el informe de Wunderman Thompson, solo el 38% de los consumidores globales han oído hablar del término Metaverso; lo cierto es que esta idea de un universo virtual donde tener total libertad de creación y hasta poder crear nuestros propios negocios, cada vez, capta más inversores. Aunque la tecnología aún es limitada para una experiencia inmersiva total, aquí tienes algunos ejemplos de hacia dónde va este nuevo mundo.

El libro que inició todo

La primera vez que se hace referencia a algo próximo al metaverso fue en la novela ‘Snow Crash’ de Neal Stephenson. Esta obra de ciencia ficción, publicada en 1992, gira entorno a un mundo virtual que funciona como una extensión del mundo real y en el que los humanos pueden llevar una doble vida. De hecho, el protagonista de la misma es un repartidor de pizza que al entrar a este metaverso se convierte en un príncipe guerrero samurái.

Harían falta 19 años más para que en 2011, Ernest Cline publicara ‘Ready Player One’ en la que nos trae Oasis, sin duda, el metaverso más popular y cercano al que barajan las grandes compañías, que luego en 2018 Steven Spielberg adaptó a la gran pantalla.

Un reclamo cinematográfico

Una propuesta tan creativa y con tantas posibilidades como el metaverso ha sido un filón para el séptimo arte que no ha dudado en explotarlo en un sinfín de producciones. Una de las que mejor define el concepto es la adaptación de Steven Spielberg de ‘Ready Player One’ que nos traslada a un futuro distópico donde el videojuego de realidad virtual Oasis es una vía de escape para muchas personas que ven en él una posibilidad tanto de entretenimiento como de trabajo y sustento de vida. También la película de 2009 ‘Los Sustitutos’, protagonizada por Bruce Willis, nos habla de un futuro sin dolor ni peligros donde toda la humanidad vive a través de unos robots que manejan con la mente.

También el reciente estreno ‘Free Guy’ nos habla de los mundos interactivos a través de su protagonista, interpretado por Ryan Reynolds, que a través de unas gafas de sol descubre que, en realidad, es un personaje de un videojuego de realidad virtual que emula el mundo real. Aunque, sin duda, la saga más popular en esto del metaverso es ‘Matrix‘. Dirigidas por  las hermanas Wachowski, este clásico del cine de ciencia ficción nos habla de un futuro en el que la raza humana está dominada por la inteligencia artificial y está atrapada en una realidad simulada. Al contrario de los otros casos, en este deben conectarse para poder pasar del mundo virtual al real.

Videojuegos con universo propio

Si piensas en un universo donde tienes libertad total para actuar como quieras sin riesgo de sufrir daño, lo primero en lo que muchos piensan es en entretenimiento y diversión plenas. Así, en la actualidad, lo que más se aproxima al concepto del Metaverso son videojuegos como los famosos ‘Minecraft’ o Roblox. Minecraft es un videojuego de construcción, estilo mundo abierto, en el que los jugadores tienen total libertad para crear mundos a su medida e interaccionar entre ellos mientras que la plataforma de videojuegos online, Roblox, permite a sus usuarios crear sus propios juegos y mundos virtuales. De hecho, la fiebre por el metaverso ha hecho que Roblox se posicione como una de las plataformas con más posibilidad de desarrollar la idea y ha aumentado en bolsa casi 23.000 millones de euros, superando a marcas como BMW.

Aunque, sin duda, el videojuego que más se acerca a la idea que los gigantes tecnológicos tienen del metaverso es ‘Fortnite‘. Este universo de Battle Royal en el que los jugadores luchan entre sí ha ido evolucionando desde su lanzamiento en 2017 y, ahora, los usuarios tiene una mayor interacción entre ellos y pueden asistir a exposiciones, festivales de cortometrajes e, incluso, conciertos de artistas como Ariadna Grande, Steve Aoki o Travis Scott recreados con sus avatares. De hecho, todos tienen a ‘Fortnite’ como ejemplo de Metaverso y Tim Sweeney, CEO de Epic Games que lanzó el videojuego, ha dicho que tiene pensado crear un gran Metaverso en ‘Fortnite’.

Una comunidad para conocerse (y trabajar)

Y si puedes entretenerte, obviamente, en el Metaverso también se podrá conocer gente nueva y mantener contacto con amigos y familiares. Y es que si algo debe tener el futuro del universo virtual es capacidad para conectar a todos y que, al final, sea accesible para cualquiera como señala Mark Zuckenberg. De hecho, además de ‘Fortnite’, otro de los videojuegos que se tiene como referencia en esta idea de mundo virtual interconectado es ‘Second Life’. Esta comunidad virtual surgida en 2003 es accesible a través de Internet y permite a sus usuarios charlar entre ellos, compartir gustos y aficiones, mostrar fotos, comerciar propiedad virtual y realizar actividades en grupo. Todo ello, realizado a través de un avatar creado a nuestro gusto. Por ello, son muchos quienes consideran este espacio virtual como el primer Metaverso existente.

Otros de los videojuegos que más se han ido asemejando al metaverso en esto de la socialización son ‘Los Sims’ y ‘Animal Crossing’. Aunque cuando surgió en el 2000 no permitía la interacción social, actualmente los nuevos lanzamientos de ‘Los Sims’ ya permiten crear comunidades interconectadas y relacionarse así con familiares y amigos. Además, siguiendo las propuestas de ‘Fortnite’, este verano los jugadores de ‘Los Sims 4’ pudieron asistir a Sims Sessions, un festival virtual de música que contó con artistas como Bebe Rexha y Glass Animals. En ‘Animal Crossing’, por su parte, puedes recibir a visitantes en tu isla y realizar una gran variedad de mini juegos y actividades con ellos. Además, los alumnos de diferentes universidades americanas están celebrando sus graduaciones de forma virtual, ya no solo en ‘Animal Crossing’, sino también en ‘Minecraft’.

Ahora bien, estas posibilidades de interacción no solo se limitarían al ocio, sino que compañías como Microsoft se están lazando al mundo laboral. Para revolucionar las videollamadas laborales, la empresa pretende lanzar el año que viene Mesh, una evolución del actual Teams que, además de permitirnos usar avatares en las reuniones, nos situaría en oficinas y espacios holográficos y permitiría importar y manipular objetos virtuales en 3D. La idea es que el programa evolucione hasta permitir que la cabeza, el cuerpo y las manos del avatar se mueven de acuerdo con los movimientos del usuario. Gather es otro de los programas que ya trabaja con reuniones virtuales a través de avatares en espacios únicos diseñados a gusto de los usuarios.

Publicidad en el mundo virtual

Teniendo en cuenta que el Metaverso está en el punto de mira, que actualmente tiene, según Bloomberg Intelligence, un valor cifrado en 445.000 euros y que se estima que para 2030 sea de 2 billones de euros, no sorprende que las marcas hayan visto un filón en él. Ya son muchas las que están haciendo incursiones en él y mostrando sus productos o pagando por publicidad a las distintas plataformas. En ‘Animal Crossing’ marcas como Pandora o San Miguel han creado sus propias islas en el juego, mientras que KFC inauguró un restaurante virtual en él y el Museo Thyssen creó un museo virtual.

Asimismo, firmas de lujo como Gucci, Louis Vuitton, Burberry o Balenciaga han empezado a interesarse por este mercado. Han lanzado productos para lucir en el Metaverso como las zapatillas Virtual 25 de 15 euros que Gucci lanzó para lucir en los videojuegos de Roblox o bien han creado videojuegos propios como el lanzado por Louis Vuitton o Balenciaga donde los personajes lucen prendas de la firma. Zara también ha lanzado esta semana su primera colección en el Metaverso. AZ, una colección unisex en colaboración con la marca surcoreana Ader Rerror, tiene presencia tanto en el mundo real como en el virtual y permite ser probada en avatares que llevar en el Metaverso. Un ejemplo que ha seguido Adidas que ya está preparando su entrada al Metaverso de la mano de asociaciones de NFT, un tipo especial de token criptográfico, como Bored Ape Yacht Club.

Simular el mundo real

Estos mundos virtuales también tienen un gran valor para las empresas más allá de la publicidad y actuar como escaparate de sus productos. Y es que, gracias a estas simulaciones y espacios digitales, se pueden hacer pruebas y estudios antes de lanzar algo al mercado. Por ejemplo, Unity, desarrollador de productos en 3D, está trabajando con los gemelos virtuales, es decir, una representación virtual de un sitio, recurso o sistema que imita el comportamiento y evolución de su contraparte en el mundo real. Con ello se puede observar el presente y predecir el futuro del objeto de estudio y así tomar mejores decisiones.

Asimismo, la plataforma Omniverse de Nvidia, además de buscar conectar estos mundos virtuales, permite hacer simulaciones avanzadas del mundo real como la que lleva acabo el estudio de arquitectos de Norman Foster para ver cómo afectará a sus edificios el transcurso de los años.

BMW es otra de las marcas que ha usado esta tecnología para recrear al dedillo una de sus fábricas y estudiar así cómo afectan los cambios logísticos y estructurales antes de implementarlos. Sin duda, el Metaverso es cada vez más ciencia y menos ficción.