10 museos en los que perderse más de un día

Tienen un sinfín de obras, grandiosos jardines y exclusivos restaurantes en los que pasar largas jornadas culturales y hedonistas.

Escrito por
Lectura: 7 min

Cuando descubres el placer de recorrer un museo, ya no puedes parar de visitar uno tras otro. Los museos son lugares entretenidos, variopintos y muy vistosos perfectos para perderse uno o varios días. En el Día Internacional de los Museos, te rescatamos algunos de los museos más completos, variados e impresionantes, que te tocará repetir si quieres explorarlos a fondo. Empezamos la visita…

Museo Reina Sofía

Es uno de los museos más icónicos de nuestro país y el Guernica, uno de sus huéspedes más aclamados. Pero además de esta obra de Picasso y otras indispensables como El gran masturbador de Dalí o La botella de Anís de Juan Gris, la pinacoteca tiene esculturas de arte moderno como La dama oferente de Picasso y una arquitectura modernista que cautiva y embelesa desde que pones un pie en su interior. Puedes perderte horas viendo sus fotografías de la Guerra Civil y, para reponer fuerzas, desconectar en su restaurante Nubel que ofrece una cocina vanguardista en un espacio que se fusiona a la perfección con el estilo colorido y el aire futurista del museo. En los próximos 3 meses, el restaurante lanza, junto al ginebra Martin Miller’s Gin, un menú maridaje para la edición Summerful Gin en un ambiente con DJ los fines de semana.

Smithsonian

Es el complejo museístico más grande del mundo y para admirar sus más de 137 millones de piezas necesitarías, prácticamente, toda una vida. Y no es una exageración ya que, dedicando un minuto por obra 24 horas al día, en 10 años solo habrías visto un 10% de todo lo que sus 19 museos y galerías tienen que ofrecerte. Si no quieres perderte lo indispensable es mejor que planifiques al dedillo tu visita para intentar aprovecharla lo máximo posible. Así como imprescindibles te recomendamos: las zapatillas de color rojo rubí de Dorothy, los vestidos de las primeras damas y el original del himno americano en el Museo Nacional de Historia Americana y la aeronave de los hermanos Wright de 1903 y el módulo del Apolo 11 del Museo Nacional del Aire y el Espacio. Además, tienes el National Zoological Park en el interior del complejo para contemplar a los pandas gigantes, los grandes felinos y los elefantes asiáticos entre 400 especies distintas.

Fundación Serralves

Localizada en el Parque de Serralves de la ciudad de Oporto, la Fundación Serralves alberga el Museo de Arte Contemporáneo con 14 galerías de obras vanguardistas y de arte contemporáneo y la Casa de Serralves, la antigua residencia de los Condes de Vizela y uno de los edificios art déco más representativos de Portugal cuya fachada rosada te atrapa nada más verla. Además, en los alrededores encontramos el Parque Serralves, unos preciosos jardines con especies autóctonas, una rosaleda, un espacio de plantas aromáticas, además de suntuosos caminos decorados con impresionantes esculturas. Las horas pasarán sin que te des ni cuenta mientras te quedas extasiado por tanto color, forma y textura.

El Louvre

El museo parisino es uno de los más famosos del mundo y no es para menos si tenemos en cuenta que en él se encuentran algunas de las obras más importantes de la historia de la humanidad como la Gioconda de Da Vinci, la Venus de Milo, la Victoria de Samotracia o La balsa de la Medusa de Géricault. Pero, además, el museo del Louvre tiene una de las colecciones de arte egipcio más importantes del mundo. Para ver su interior necesitarás más de un día, pero, tan importante como las joyas que atesora, lo es su edificio, fortaleza medieval y el palacio de los reyes de Francia antes de convertirse en un museo hace dos siglos, y sus exteriores. Las famosas pirámides de cristal de Leoh Ming Pei y los jardines de las Tullerías te ofrecen algunas de las mejores instantáneas de París. Y si tanto deambular entre arte te da hambre, tienes en su interior dos restaurantes, varias cafeterías y hasta un Starbucks. Y si eres fan de Mamá, de Rigoberta Bandini, que sepas que aquí se encuentra La libertad guiando al pueblo de Delacroix.

Guggenheim

Es el templo de arte moderno por excelencia de nuestra geografía pero también un referente a nivel mundial. El museo Guggenheim de Bilbao impresiona desde el primer instante por su peculiar fachada, diseñada por el arquitecto canadiense Frank Gehry que se inspiró en la pesca y la industria naval de la ciudad. Además, antes de entrar al museo nos encontramos con Puppy, la escultura floral más grande del mundo obra de Jeff Koons, y Mamá, la araña ideada por Louise Bourgeois. En su interior encontramos obras de Andy Warhol y Willem de Kooning, entre otros. Pero el museo no solo conquista por su arte, sino que la gastronomía tiene un papel fundamental en él. En el Guggenheim encontramos el Neura, dirigido por el chef Josean Alija y con 1 estrella Michelín gracias a la innovación de sus platos, y Bistró desde donde apreciar las vistas del museo.

MoMa

Sinónimo de diseño, tendencias y estilo, el Museo de Arte Moderno de Nueva York alberga obras del calibre de La noche estrellada de Van GoghLas señoritas de Aviñón de PicassoAutorretrato con pelo corto de Frida Khalo o El Cazador de Joan Miró, así como bastantes obras del estadounidense Andy Warhol. Y si quieres viajar con el resto de sentidos, baja a la planta baja de la pinacoteca y prueba algunos de los platos del chef Thomas Allen en The Modern. Este restaurante con 2 estrellas Michelín es un must neoyorquino con recetas tan sibaritas como el caviar de esturión y chalotas en escabeche o la tarta de fuagrás glaseada con manzanas verdes.

Museo Egipcio

Pasear por este museo es como embarcarse en una aventura entre objetos de valor incalculable. El Museo Egipcio de El Cairo posee más de 136.000 objetos clasificados de diferentes épocas de la historia egipcia. Entre ellos, los tesoros de Tutankamón y las momias de Hatshepsut, además de todas las esfinges que te sorprenden en cada esquina, son los más llamativos. Aunque si lo que quieres es quedarte sin hipo no dejes de cruzar la sala de las Momias Reales, un espacio con 22 momias que recrea a la perfección la atmósfera del Valle de los Reyes. Además, en sus jardines se exhiben esculturas de distintas épocas.

La galería Uffizi

Italia es uno de los países con más riqueza arquitectónica, histórica y pictórica del mundo. Y entre todos los museos que acoge como los Museos Vaticanos o el Museo Borghese de Roma, la galería Uffizi de Florencia es, sin duda, una de las más especiales ya que posee la colección más grande del mundo de pinturas renacentistas. El nacimiento de Venus y La Primavera de Botticelli, Cabeza de Medusa de Caravaggio o Anunciación de Da Vinci son algunas de las obras que no puedes perderte en caso de que no poseas más de un día para poder recorrer todos sus imponentes pasillos.

El Mona

¿Te imaginas tener que acceder a un museo en barco mientras ves delfines saltando a tu alrededor? ¿O una pinacoteca donde tengas bancos para recostarte y disfrutar del sol? ¿Y una pista de tenis dentro de un complejo cultural? Pues todo esto es posible en el Museo del Arte Nuevo y Viejo, conocido por su acrónimo Mona de sus siglas en inglés. Es el museo más excéntrico del mundo y es que, además de estar edificado en un acantilado a orillas del río Derwent en los suburbios de la australiana Hobart, todas las galerías son prácticamente subterráneas y excavadas en la roca. Asimismo, en la entrada encontramos una pista de tenis sintética y senderos sin ningún tipo de indicación. El artífice de todo esto es David Walsh, un matemático y coleccionista de Tasmania que quiso legar este peculiar museo a su isla natal. En su interior encontramos desde monedas romanas hasta instalaciones de arte vanguardista como una máquina de lluvia de pintura.

Museo Historia Natural

La historia natural de la Tierra se aúna en este monumental museo que acumula más de ocho millones de especímenes para repasar todas las eras de la Humanidad. Desde aprender sobre fetos humanos o los grandes mamíferos hasta adentrarse en la historia de los dinosaurios o fascinarse por el mundo de las mariposas y demás insectos. Obviamente, en un día (o una semana) es imposible recorrer todas sus estancias y disfrutar de tanto conocimiento. Así que, entra en la web del Museo de Historia Natural de Londres y escoge qué salas te interesan más.