El efecto Virgil Abloh en Louis Vuitton que fascina a todo el mundo

El nuevo director creativo de Louis Vuitton, Virgil Abloh, ha logrado que se mire con otros ojos a las marcas de lujo.

Escrito por
Lectura: 4 min

Cuando una casa de moda tan emblemática como Louis Vuitton ficha a un nuevo director creativo, la principal pretensión es evolucionar y cambiar. Es lo que ha ocurrido con la llegada de Virgil Abloh como capitán de la firma francesa.

La moda masculina podría considerarse una montaña rusa, hace unos años no sorprendía y ahora se encuentra en pleno loop cardiaco. Así como en el pasado únicamente estaba orientada hacia marcas low cost, en la actualidad se está forjando un prestigioso hueco en la blindada industria de la moda. Muestra de ello son las semanas de la moda masculina, que ya se han convertido en una fecha importante e imprescindible en las agendas de los amantes y críticos de moda.

Este cambio de paradigma viene de la mano de maisons como Louis Vuitton o Dior y diseñadores como Raf Simons, Palomo Spain y García Madrid, que han hecho posible un cambio en el concepto de moda masculina.

En este selecto club hay que destacar la figura de Virgil Abloh, que desde marzo del año pasado es el director creativo de Louis Vuitton. El diseñador llegó a la firma francesa con paso firme y con la intención de cambiar aún más el camino que ya dejó marcado el anterior director creativo, Kim Jones. La llegada de Abloh ha supuesto toda una revolución en la gran maison francesa, gracias a su particular fusión entre alta costura y moda deportiva. Su habilidad para romper reglas, acercando el lujo a las generaciones millennials e imponiendo el mundo del streetwear en la industria, ha puesto el foco sobre este estadounidense considerado por la revista Time una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2018.

Si podemos decir que el mundo de la moda está cambiando, es porque Abloh se presentó en el desfile de la Semana de la Moda de París con este imaginario: prendas acolchadas, colores basados en el arcoiris y diseños de sastrería. Así se imaginó el diseñador del que todo el mundo habla las tendencias de Primavera-Verano 2020.

Si viajamos tiempo atrás, la colección de invierno en el año 2015, cuyo director creativo de LV era Kim Jones, definía a un hombre más clásico, con colores básicos y enmarcado en un concepto y estilo tradicionalmente masculinos.

Abloh también destaca en la industria por crear un hilo conductor entre la firma y el futuro cliente. Este mismo pensamiento fue una de las señas de identidad de su primera incursión profesional en la moda junto a su amigo Kanye West, la influyente y prestigiosa marca Off-White.

Diseño de Off-White.

Esa preocupación por hacer partícipe al cliente ha conseguido romper una regla que parecía impertérrita: eliminar la jerarquización de la alta costura, consiguiendo que la gente joven se sienta identificada con el mensaje que desprende la marca.

Lujo y sportwear son uno

Uno de los aspectos más importantes implementados por Abloh desde su llegada a la casa francesa es su concepción desprejuiciada de la moda. El diseñador consiguió romper las reglas de la alta costura tras dejar de diseñar ropa para una selecta clase social y centrar sus diseños en un público más heterogéneo, dando valor así a una democratización de la industria.

Esa fusión suya que llega a armonizar el lujo y la moda urbana sin desentonar proviene de las influencias de Illinois (Estados Unidos), ciudad donde se crió. Aunque se mantiene también muy fiel a sus raíces camerunesas, nació en Duala y de ahí beben muchas de sus referencias, como el oversize o los colores naranjas.

Su última muestra en la semana de la moda de París definitivamente coronó al diseñador estadounidense como el rey de la transversalidad en esta industria, donde lujo y sportwear son uno. Dicho desfile supone el inicio de una nueva época en la moda, no sólo por lograr que la moda urbana sea considerada una prioridad y referencia en la industria, sino también -y no menos importante- por difuminar los códigos que separaban los cánones clásicos de una marca de lujo como LV de la cultura street y el público joven.