Las teorías ‘conspiranoicas’ más surrealistas de la historia

Indagamos en algunas de las leyendas urbanas más llamativas que, a día de hoy, siguen causando dudas. Pero, ¿qué pasaría si fuera todo cierto?

Escrito por
Lectura: 4 min

Muchas de las teorías ‘conspiranoicas’ existentes son tan hilarantes como pavorosas. La imaginación es inabarcable. Que Elvis no murió, que fuimos creados por extraterrestres o que nos robaron 300 años de existencia. Hay quien cree que a lo largo de la historia ha habido ciertas tergiversaciones cuyo fin ha sido mantener la estabilidad en el mundo. Pero, ¿y si todo fuera cierto?

¿Un paseo por la Luna?

Hay escépticos que dicen que la llegada a la Luna nunca sucedió. El documental ‘Operación Luna’ (2002) cuenta cómo, supuestamente, el director Stanley Kubrick rodó dicho montaje. Según la cinta, mientras el cineasta filmaba ‘2001, odisea en el espacio’ (1968), este ayudó al gobierno de Richard Nixon en lo que sería “un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad”. Aunque algunos detalles siguen siendo sospechosos: las rodadas de la sonda espacial no aparecen, mientras que las pisadas de los astronautas sí.

De ser así…

Si el director Stanley Kubrick aún estuviera vivo y revelara la verdad detrás del alunizaje, Estados Unidos sería el hazmerreír de la humanidad y es probable que no tuviera la hegemonía mundial, en detrimento de Rusia, que sería la dueña y señora del planeta Tierra. ¿La utopía comunista sería posible?

La hija secreta de Hitler

Hay una teoría que asegura que el doctor Karl, conocido como ‘el doctor de la muerte’, guardó esperma de Adolf Hitler y lo inyectó en Gretl Braun, hermana de Eva Braun, la novia de ‘El Führer’. Producto de esa inseminación artificial nació, presuntamente, Angela Merkel, la actual canciller de Alemania. Algunos conspiradores indican que la líder alemana pertenece a la secta Illuminati y que fue preparada desde mucho tiempo antes para ser ministra, justo cuando un alemán ex nazi ocupara el cargo de Papa. Un lío difícil de creer pero que sigue circulando por numerosas webs.

Getty Images

De ser así…

Podrían salir a la luz parte de los secretos mejor guardados en los que, de alguna manera, ‘El Führer’ sí que habría ganado la guerra gracias a su hija. Angela habría sido “puesta” como canciller de Alemania para gobernar el mundo.

El ojo que todo lo ve

Cuenta la leyenda que, a lo largo de la historia, hemos sido gobernados y manipulados por 13 familias pertenecientes a una secta llamada Illuminati. Entre los integrantes de este grupo secreto habría políticos, empresarios, artistas y hasta extraterrestres. Esta sociedad surgida en Baviera (Alemania) fue fundada por Adam Weishaupt, profesor de la Universidad de Ingolstadt, allá por el siglo XVIII. Su símbolo es un triángulo con un ojo en medio. Este aparece en los billetes de un dólar americano acompañado de la frase: “Novus Ordo Seclorum”, que significa “nuevo orden mundial”.

De ser así…

Se les podría achacar las guerras, el 11S, el asesinato de John F. Kennedy, la llegada de muchos presidentes, el papado de Joseph Ratzinger y Jorge Mario Bergoglio, así como las muertes de artistas como Whitney Houston, Marilyn Monroe o Kurt Cobain.

Getty Images

Los Anunnaki en la Tierra

Quetzalcóatl (dios de la cultura azteca), Viracocha (dios y fundador de los incas) y Kukulkan (dios maya) tienen algo en común: a todos se les ha descrito como un hombre muy alto, de tez blanca, ojos azules y barba roja que volaba por los cielos y prometió volver. Estas tres culturas desaparecieron súbitamente, pero tenían avanzados conocimientos en muchas áreas. Además, se dice que las pirámides de Teotihuacán y de Kukulkan están posicionadas en dirección a las constelaciones de Orión, de donde provienen los seres extraterrestres llamados Anunnaki. Se dice que estos llegaron a nuestro planeta en busca de oro y para extraerlo nos crearon a nosotros, el Homo Sapiens.

De ser así…

Se explicaría cómo crearon estructuras como las pirámides de México y Sudamérica con tan perfectas y detalladas dimensiones, además de inventos como el uso del cero, proporcionado por los mayas que lo utilizaban en su sistema numérico. Habrá entonces que esperar la llegada de ese hombre blanco, de ojos azules y barba roja que un día dejó el planeta y prometió volver en una serpiente emplumada que bajará de las nubes. ¿Viviremos para contarlo?

¿Y nuestros 300 años qué?

A Heribert Illig, historiador alemán, se le ocurrió la descabellada idea de que entre el año 614 y el 911 no ocurrió nada, etapa que corresponde a la Edad Media temprana. Este hombre asegura que todo lo que se achaca a ese periodo, incluyendo a personajes como Carlomagno, jamás existieron. Se basa en el crecimiento de los anillos de los troncos de los árboles, una técnica llamada ‘dendrocronología’. Según esta, hechos como la conquista de los árabes en la península ibérica no acontecieron de la manera en la que conocemos. Heribert, además, intenta dar más credibilidad a su hipótesis asegurando que no hay restos arqueológicos que daten de esta ‘etapa perdida’ de la historia, motivo por el cual seguiríamos en el siglo XVIII.

De ser así…

Estaríamos actualmente en 1720 y la humanidad tendría que recular en el tiempo. Lo extraño es que, como todo, se tendría que encontrar un culpable de esta pérdida de tiempo tan significativa. Ahora podría tomar sentido por qué el fin del mundo no llegó en el 2012.

*Puedes ver el reportaje completo en el número 35 de Mine. Pide tu ejemplar en papel en tienda.ploimedia.com o descarga la edición digital interactiva para iOS o Android.