Goles para quitarse el sombrero

El Mundial de Fútbol de Rusia ofrece una nueva oportunidad con la que revivir algunos de los mejores tantos de la historia

goles_mine_life_portada
Escrito por
Lectura: 4 min

Los mundiales de fútbol suelen ser el escenario propicio para vivir goles de época, generaciones de futbolistas irrepetibles y momentos repletos de pasión. De no ser así, Maradona no habría tumbado a media selección inglesa, 'la naranja mecánica' sería solo una película y Pelé no sería recordado por poner en pie a todo el estadio de Maracaná. Los goles son la salsa del fútbol y solo su magia puede provocar el llanto más desgarrador y la alegría más enloquecida. Aquí repasamos algunos de los mejores de la historia.

El mejor

Ni Griezmann, ni Messi, ni Cristiano Ronaldo pueden presumir –de momento– de haber marcado el mejor gol de la historia de los mundiales. Durante el Mundial de México 86, el centrocampista mexicano Manuel Negrete anotó frente a Bulgaria una medio volea espectacular que recientemente ha sido catalogada por la FIFA como mejor gol de la historia de todos los campeonatos. Un tanto de época, difícil de igualar.

Genio del fútbol mundial

Nombrado como el ‘Gol del siglo’, ‘La jugada de todos los tiempos’ o simplemente mejor gol de la historia de los mundiales. El tanto conseguido por Maradona frente a Inglaterra en cuartos de final de México 1986 es, aún hoy, una obra de arte inimitable. Junto al gol, para la historia quedará siempre la retransmisión del narrador uruguayo Victor Hugo Morales. Sube el volumen y disfruta.

‘O Rei’

Durante el Mundial de Suecia de 1958, un jovencísimo Pelé de 17 años maravilló al mundo con sus regates y goles. En la final, la estrella ‘canarinha’ anotó dos goles decisivos ante el equipo anfitrión que sirvieron para proclamar a Brasil como campeona del mundo. Fue la primera vez que un equipo de fútbol americano reinaba sobre suelo europeo.

Una obra de arte

La Copa del Mundo de 1990 no estaba siendo un torneo fácil para Roberto Baggio. Inexplicablemente, y siendo uno de los mejores jugadores de Italia, el delantero se quedó en el banquillo en los dos primeros encuentros. Sin embargo, ante Checoslovaquía, el ‘bambino’ celebraría su titularidad con uno de los mejores goles que se le recuerdan.

El resurgir de un ídolo

Cuando Ronaldo disparó a puerta en la final del Mundial de Corea y Japón de 2002 no estaba en juego el tiíulo mundial, ni ser el mejor jugador del campeonato, ni siquiera, la satisfacción de superar al imbatible Oliver Kahn. Para el 9 brasileño, lo que realmente estaba en juego era toda una carrera, la posibilidad de volver a estar entre los más grandes tras dos graves lesiones de rodilla y decirle al mundo del fútbol: “He vuelto”.

Por todo un país

James Rodríguez fue nombrado jugador revelación del Mundial de Brasil 2014 por goles como este. El colombiano anotó seis tantos durante el torneo y su equipo fue toda una sorpresa. Los cafeteros quedaron eliminados frente a la anfitriona en octavos, pero no sin antes deleitar al respetable con encuentros trepidantes y llenos de goles.

Zambombazo

Octavos de final de Alemania 2006, Argentina y México se ven las caras en un duelo igualadísimo. Tras 90 minutos de juego el marcador refleja empate a uno. A los 8 minutos del tiempo extra, Sorín centra un balón desde banda derecha que Maxi Rodríguez acomoda con el pecho y golpea con dureza con la zurda. El portero de México solo pudo acompañar el vuelo del esférico.

‘El holandés volador’

Johan Cruyff era al fútbol lo que Einstein a la física o Mozart a la música, un virtuoso capaz de lograr cosas increíbles cuando el balón estaba en sus pies. Apodado ‘el holandés volador’ por sus remates acrobáticos, Cruyff materializó ante la selección de Brasil uno de esos goles de época. A pesar de ello, ‘la naranja mecánica’, que es como se apodaba al equipo de Holanda por su forma de jugar, nunca consiguió alzar un título internacional.

Sorpresa por la escuadra

Gheorghe Hagi siempre ha sido un ídolo en Rumanía. Durante años fue el máximo exponente del fútbol rumano y líder absoluto de su selección. Tal era su popularidad que llegó a ser apodado como el ‘Maradona de los Cárpatos’ o el ‘Harrison Ford rumano’ –por sus cortes de pelo–. Para el recuerdo nos quedará este golazo frente a Colombia en la fase de grupos de Los Ángeles 1994. Hagi ve al portero adelantado y sin pensarlo chuta a portería consiguiendo un tanto para la historia.

Adiós al gafe

En el Mundial de Sudáfrica 2010, España era la selección favorita por juego y jugadores. Tras ganar la Eurocopa, la generación del ‘tiki-taka’ estaba lista para romper el gafe que había perseguido a ‘la Roja’ durante tantos años atrás. En la final frente a Holanda, con el partido prácticamente concluido y abocado a los penaltis. Iniesta recogió un pase de Fábregas en el borde del área para pegarle y marcar el gol de todo un país. El gol que hizo que España fuera campeona del mundo por primera vez en su historia.